10 formas de tensar la piel del cuerpo después de la pérdida de peso y el parto: métodos populares y efectivos

Si la pérdida de peso se produce de forma abrupta y una persona se deshace de 10 o más kilogramos, la piel pierde su elasticidad y se hunde. Habiendo adelgazado, todavía tiene que ocultar su barriga y sus nalgas, cuello y brazos flácidos. Pero no debes desesperarte. Después de perder peso, la piel se puede tensar en casa y con la ayuda de procedimientos de salón.

¿Por qué se hunde la piel?

Después de perder peso, la piel se tonifica rápidamente en las niñas. Las mujeres después de los 30-35 años, cuando se deshacen de los kilos de más, para crear un alivio atractivo, deben hacer un gran esfuerzo.

Esto también se debe al hecho de que los programas de pérdida de peso para mujeres en la edad adulta están diseñados para la actividad física intensa. Además de los deportes, los expertos ofrecen envolturas que eliminan la capa de grasa, pero no aprietan la piel que anteriormente estaba estirada sobre el abdomen de volúmenes impresionantes.

La piel puede ceder después de perder peso si faltan las vitaminas responsables de su elasticidad y frescura. La pérdida de peso analfabeta, durante la cual una mujer se adhiere a una dieta estricta durante mucho tiempo, provoca flacidez en la piel. Las "orejas" peculiares se caen con mayor frecuencia en las caderas, el antebrazo y en el lugar donde deberían estar los abdominales.

Causas de la laxitud de la piel

Uno de los errores más comunes que cometen las personas al bajar de peso es el deseo de adelgazar rápidamente, que se puede consumir durante más de un mes o incluso un año. Con el uso de métodos duros, esto es bastante posible. Sin embargo, no es realmente útil. Además de dañar la salud, estos métodos son estresantes. en la piel, que simplemente no tiene tiempo de recuperarse.

Además de la rápida pérdida de peso, las siguientes razones pueden afectar el estado de la piel flácida:

  • falta de deportes en la vida. Cubriendo un corsé de músculos flácidos, la piel no puede mantener completamente su elasticidad;
  • cambios asociados con la edad. Con los años, el cuerpo pierde su capacidad para producir proteínas estructurales por sí solo. Y con la falta de ellos, la piel pierde su tono y se hunde;
  • humedad insuficiente. La deshidratación del cuerpo está plagada de un secado excesivo de la piel, lo que los vuelve letárgicos y flácidos. Esto puede ser el resultado de enfermedades infecciosas intestinales o una exposición prolongada al sol abrasador;
  • malos hábitos. El alcohol tiene una función diurética, que es peligrosa debido a la pérdida de humedad de los tejidos. Y la nicotina contrae los vasos sanguíneos, lo que conduce a un suministro insuficiente de oxígeno y nutrientes a las células de la piel. Estos momentos debilitan la epidermis y la vuelven flácida;
  • cuidado cosmético inadecuado o falta de él. Los cosméticos seleccionados incorrectamente o de baja calidad no proporcionarán una hidratación, nutrición y protección adecuadas de la epidermis, lo que provocará su marchitamiento temprano;
  • la influencia de factores externos. La exposición frecuente a los abrasadores rayos del sol y al aire helado afecta negativamente el estado general de la piel, resecando y destruyendo su estructura.

Qué puede inhibir la restauración de la elasticidad de la piel

En el camino hacia un cuerpo tonificado y una piel elástica, considere los puntos que pueden inhibir este proceso, incluso si todas las medidas beneficiosas necesarias se toman de buena fe:

Las principales formas de restaurar y tensar la piel

Utilizamos cookies
Utilizamos cookies para asegurarnos de que le brindamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Al utilizar el sitio web, usted acepta nuestro uso de cookies.
PERMITIR COOKIES.